El septeto burgalés La M.O.D.A. (acrónimo de La Maravillosa Orquesta del Alcohol) es uno de los fenómenos musicales de los últimos años en España. Su directo reúne influencias del folk, el country, el punk y el rock and roll con instrumentos poco habituales en el circuito actual —el acordeón, el saxofón, el banjo, la mandolina o el clarinete—, una combinación que da un resultado genuino a sus actuaciones, en las que los siete chicos de las camisetas blancas de tirantes siguen agotando las localidades.

A sus espaldas, un puñado de ep’s, tres discos de estudio y uno en directo — «¿Quién nos va a salvar?» (2013), «La primavera del invierno» (2015), «Todavía no ha salido la Luna» (directo) (2016) y «Salvavida (de las balas perdidas)» (2017)—, giras, actuaciones en los principales festivales del país y presentaciones en Dublín, Londres, México, Francia o Italia.

Tras un año fuera de los escenarios, Alvar de Pablo (saxofón, clarinete y coros), Caleb Melguizo (batería y percusiones), Joselito Maravillas (acordeón y coros), Jorge Juan Mariscal (bajo), David Ruiz (voz y guitarra), Jacobo Naya (teclados, percusiones, banjo y guitarra) y Nacho Mur (guitarra), reaparecen en 2017 con «Salvavida (de las balas perdidas)», trabajo autoeditado en el que la banda dibuja nuevos horizontes musicales. Clarinete, tuba, vibráfono, saxo barítono o violín trompeta se suman también al uso de todo tipo de guitarras, banjos o mandolinas y la presencia de percusiones tradicionales del folclore castellano.